La editorial

Otra forma de pensar los libros

Lavandera Blanca Editores (2003) representa un proyecto editorial derivado de la experimentación en el diseño de libros y en los procedimientos de lectura, busca soluciones no utilizadas aún en el citado diseño y aspira a conseguir ediciones que enriquezcan la experiencia lectora, en un afán modesto pero intenso por comprobar si hay formas distintas de hacer, leer y disfrutar los libros.
Nuestra propuesta editorial se resume en el lema «nuevos lectores, otros libros», con el que expresamos el carácter alternativo de las ediciones de Lavandera Blanca Editores, pensadas para que el lector lea, use y disfrute los libros de una manera única y obtenga en ellos una fuente personal de emoción lectora.
Para conseguirlo, nuestros libros trascienden su función como soportes de la palabra y se convierten en objetos sugerentes, con interés propio, resueltos de tal modo que reclaman la sensibilidad y la emoción de los lectores despertando en ellos una mayor atención hacia todos elementos que envuelven la lectura.

Lavandera Blanca

 

La editorial. NUEVOS LECTORES, OTROS LIBROS

Lavandera Blanca

Ave paseriforme, de figura grácil y cola larga que sacude continuamente.
El plumaje es gris y negro combinado con blanco.

La edición

Razones y excusas antes de hacer los libros

Lavandera Blanca Editores se cuestiona qué experiencia lograría el lector si se le proporcionasen fuentes de lectura distintas a las tradicionales, páginas donde la palabra actuara junto con el diseño del libro para expresar conjuntamente la intención del autor y para generar en los lectores una más personal y rica experiencia de lectura. En respuesta a estas preguntas, Lavandera Blanca Editores planifica cada proyecto para que en sus ediciones concurran diferentes facetas creativas: el formato y la encuadernación del libro, la secuencia de la lectura, la elección del papel, el diseño de página, la organización de los capítulos, el tratamiento tipográfico…
Las posibilidades del libro como fuente de emoción y disfrute no son una responsabilidad exclusiva de los autores literarios. Lavandera Blanca Editores opina que las editoriales pueden servirse de sus recursos y capacidades para que el libro reclame un interés propio y se convierta en un conjunto de sugerencias para el lector, cuya afición a la lectura se defiende, mantiene y acrecienta con el aporte de la propia faceta creativa del fabricante de libros.

La lectura

Lo que no puede tocarse en nuestros libros

Lavandera Blanca Editores se propone ofrecer a todos los lectores novedosas secuencias y procedimientos de lectura. La editorial percibe y practica la edición como un reto para ella y para los lectores, a quienes exige una elevada participación durante el proceso lector y una mayor complicidad en la aceptación de innovadoras ediciones.
Hoy la lectura se comparte entre innumerables ofertas de ocio y compite con servicios y medios sobradamente preparados en los mercados del entretenimiento. En esta situación, los miembros de Lavandera Blanca Editores creemos que no existe una única forma de leer. Pensamos que la lectura puede derivar en una experiencia más emocionante si se ensayan nuevos soportes con innovadoras soluciones de diseño, estructuras de la secuencia lectora con una regularidad y simetría menos estricta a la que, con generalizada práctica, sirve actualmente a los lectores, lo que provoca que los libros se lean de una forma idéntica en todos los casos.

Otra forma de hacer los libros

Cosido, trepado, lijado, entintado de bordes, perforación, barnizado, marcaje por calor o serigrafía… Los libros de Lavandera Blanca precisan de numerosas tareas y técnicas de elaboración, la mayoría de ellas realizadas a mano o con herramientas elementales, algunas creadas expresamente para obtener un resultado concreto.

En 30 segundos le mostramos cómo hacemos los libros